VIDA RELIGIOSA

Las Concepcionistas, mujeres consagradas, somos llamadas a la identificación con Cristo, asumiendo sus sentimientos y forma de vida, y a ser signos proféticos del Reino de Dios.

Profesamos castidad, pobreza y obediencia y nos comprometemos a vivir en comunidad de acuerdo con el carisma recibido y transmitido por Carmen Sallés.

También nos consagramos a la Inmaculada Madre de Dios y queremos que todo en la Congregación sea de María. (CF II)